Header of page

Content of page

Un poco de poesía para emprendedores

Cada vez que veo un emprendedor sacrificando muchas cosas, e incluso a veces sintiendo la oposición o la desconfianza de la familia o los amigos, todo por avanzar.... recuerdo este poema de Fernando Pessoa, poeta portugues. Lo leí por primera vez en 2011 en el Museo del Mar, en São Francisco do Sul (Brasil)

 

Mar Português

(Fernando Pessoa, 1934)

 

 

Ó mar salgado, quanto do teu sal

são lágrimas de Portugal!

Por te cruzarmos, quantas mães choraram,

quantos filhos em vão rezaram!

Quantas noivas ficaram por casar,

para que fosses nosso, ó mar!

 

Valeu a pena? Tudo vale a pena,

se a alma nao é pequena.

Quem quer passar além do Bojador, 

tem que passar além da dor.

Deus ao mar o perigo e o abismo deu, 

mas nele é que espelhou o céu.

 

* Bojador era un Puerto desde donde zarpaban los barcos portugueses para venir a América.

 

 

 

El mar portugués

(Traduccion libre de Pablo)

 

Oh mar salado!!, cuanto de tu sal,

son lágrimas de Portugal!!

Para que te atravecemos, cuantas madres lloraron, 

cuantos hijos en vano rezaron!

Cuantas novias quedaron sin casarse,

para que fueses nuestro, oh mar!

 

Valió la pena? Todo vale la pena 

cuando el alma no es pequeña.

Quien quiere pasar más allá del Bojador,

tiene que superar el dolor.

Dios, al mar, el peligro y el abismó regaló.

Pero en él el cielo espejó.

 

Emprender no es naufragar,

es navegar