Header of page

Content of page

¿Por qué la gente “mala” parece que tiene más éxito?

Hace unas semanas, una persona me preguntó.. “Porque la gente mala tiene ‘más suerte’ y ‘le salen bien’ las cosas?”

 

Si bien cada uno puede tener un concepto diferente de que es tener éxito o que es bueno o malo, las personas que a veces evaluamos como “malas” tienen algo en común: el foco, la concentración total en un objetivo específico.

 

¿Qué pasa con mi cerebro cuando estoy enfocado?

 

Desde el punto de vista neurológico no existe casi ninguna diferencia entre pensar y hacer. Por esta razón, si uno define con precisión su objetivo, el sistema nervioso, que es el que controla el comportamiento, se impulsará hacia el objetivo generando acciones enfocadas. Un componente del cerebro fundamental en este proceso es el tálamo, que es como una estación integradora de todas las informaciones procedentes de las distintas regiones cerebrales, incluida el córtex cerebral.

 

Tres preguntas para mejorar mi foco

 

Hay varias formas de trabajar el foco, pero si pudiera elegir solo una, voy a resumir en tres preguntas que podemos hacernos diariamente.

 

1 – Cual es mi meta/objetivo principal hasta la fecha DD/MM/AA? (Fijo una fecha límite para alcanzar algo, lo ideal es dentro de los próximos 4 a 6 meses. Y mantengo esa fecha límite durante ese tiempo).

 

2 – ¿Para alcanzar ese objetivo, que tengo que lograr hasta el final de este mes?

 

3 – ¿Cuál es la pequeña acción que tengo que hacer hoy para avanzar más un paso en dirección a mi meta?      

 

El foco es más importante que la velocidad"

 

 

Y si no sé dónde colocar mi foco?

 

Muchas veces nos sentimos perdidos en cuanto a metas y caminos a seguir en la vida. El primer paso para analizar donde estamos colocando nuestra energía y acciones es una mirada en 360 grados a nuestra vida. Una herramienta es la llamada "Rueda de la Vida".

 

¿Queres saber más sobre como mejorar tu foco o determinar tus objetivos personales? Estoy a disposición. Escribime!!