Header of page

Content of page

Cómo aprovechar la primera hora del día y ser más productivo

La primera hora del día es fundamental para mantener en alto nuestra energía y encaminarse a un día productivo.

 

Personas productivas y exitosas tienen su receta o su rutina personal, pero en líneas generales, algunas rutinas de estas personas tienen puntos en común. Seleccioné aquí cinco, para que elijas las que más se adapten a tu estilo.

 

Escuchar música: La mañana es la parte del día en la que nuestro organismo está más predispuesto a la estimulación de nuestro entorno. Muchos estudios revelan que escuchar música tiene grandes beneficios en nuestro desarrollo personal: potencia el razonamiento abstracto, mejora la capacidad de aprendizaje y reduce la ansiedad. Casi todos los estilos musicales aportan dichos beneficios, pero la música instrumental y la música clásica son las más avaladas por los estudios de universidades de todo el mundo.

 

Arreglar la cama: Aunque parezca algo tonto, es un hábito muy beneficioso y que puede ayudarnos a mejorar la productividad. Si haces la cama todos los días, estarás despertando continuamente con una tarea cumplida. Esto aporta un pequeño sentimiento de orgullo que te empujará a realizar la siguiente tarea y la siguiente después de esta. Al final del día, podrás comprobar como una pequeña tarea completada se habrá convertido en muchas tareas completas. Además, hacer la cama, refuerza el hecho de que las pequeñas cosas también importan.

 

Ejercicio físico: No hace falta repetir la importancia del ejercicio físico. Pueden ser algunos estiramientos en la cama, o ya de pie, una caminata de algunos minutos o algún ejercicio aeróbico. Cada persona encuentra el nivel de ejercicio que le hace sentir bien.

 

Meditación: ¿Ir al Tibet a meditar con monjes? No. Sencillamente es un ejercicio de controlar y atender nuestra respiración durante 3 a 5 minutos para empezar. Después, se puede aumentar el tiempo de meditación. Además de limpiar la mente, mejora la oxigenación del cerebro, relaja y tiene otros beneficios a largo plazo. Es fácil y lo ideal es hacer al despertar y antes de dormir.

 

Organizar la salida: Hay personas que invierten mucho tiempo de mañana para prepararse, vestirse, o desayunar. Si empiezo mi día atrasado, todo el día se complica. Lo ideal es tener un hábito de agilizar ese proceso de salir de casa, que puede incluir: preparar la ropa y organizar lo que debemos llevar la noche anterior o facilitar el proceso de desayuno.

 

Tenes alguna pregunta sobre cómo mejorar un hábito, cambiar un comportamiento, como mejorar la productividad, como relacionarse mejor con otras personas, o cualquier otra duda sobre auto conocimiento y crecimiento personal? Deja tu pregunta o idea entrando en contacto con nosotros aquí