Header of page

Content of page

Se rieron cuando abrió su negocio, pero no cuando empezó a ganar más que en su empleo con sueldo fijo...

Sueldo fijo, un buen seguro médico, vacaciones planificadas a lindos destinos, una familia ordenada, plata segura el día 30. Un día, todo eso cambió. Cansado de la presión de una empresa multinacional, nuestro protagonista renuncia al trabajo y decide emprender.

Algunas personas no entienden esa decisión. ¿Qué va hacer? ¿Se volvió loco? ¿Por que no esperar mas un poco? ¿Y la familia, como va manejarse ahora?

Y lo que viene, en los siguientes 3 años, generalmente, es lo que llamo la "linea de muerte". Muchos, o la mayoría, empiezan a emprender sin haber hecho un periodo de transición de 1 a 2 años antes de emprender. Entonces, lo que sucede es que los tres primeros años del emprendimiento, la posibilidad de fracasar, quebrar o sencillamente, desistir, es alta.

Estoy a días de cumplir 5 años como emprendedor, y si pudiera dar 3 ideas a quien está pensando en emprender, lo resumiría en esto:

1- PLANIFICAR UNA TRANSICIÓN DE 1 A 2 AÑOS: Saltar de un empleo fijo a emprender requiere que las cuentas personales y de quienes dependen de uno estén en orden, bajo control, con gastos y deudas planificadas, con posibilidad de recurrir a auxilios o medidas de emergencia para garantizar que lo mínimo necesario estará cubierto. También es necesario modificar hábitos de consumo y desarrollar habilidades emocionales como perseverancia, resiliencia, foco y control emocional para situaciones de estrés.

2 - ESTUDIAR TODAS LAS ALTERNATIVAS DE NEGOCIOS: Si tenemos 10 ideas de negocio, las 10 debemos colocar en el papel, y nimiamente hacer un plan de negocios, analizar los posibles clientes, la competencia, el mercado y otros detalles sobre esa idea, antes de lanzarse de lleno a emprender. Otra técnica buena es el prototipado. Por ejemplo: Si quiero abrir un restaurante, puedo cocinar varias veces en mi casa y hacer probar la comida a amigos y parientes, para que puedan opinar o sugerir mejoras. Ademas, eso me permite analizar costos y saber si es mas viable. O si quiero habilitar un lavadero, tal vez primero tenga que hacer algun servicio a domicilio o alquilar un lavadero por 6 meses para medir el movimiento y la rentabilidad.

3 - DESARROLLAR LA HABILIDAD DE VENDER: Sin ventas, no hay negocio. Vender es fundamental. Y ventas es, principalmente, capacidad para relacionarse de manera correcta con los potenciales clientes correctos. Nadie vende banderas del club Olimpia frente al estadio de Cerro Porteño en un domingo de fútbol. Entonces, vender significa saber como ofrecer a quien realmente va comprar.

 

Y volviendo al protagonista de nuestra historia: Las risas y comentarios terminaron después de dos años y medio, cuando su negocio le hacia ganar casi el doble de su salario en el empleo fijo. Ahí, todo el mundo comentaba que "siempre apoyó sus ganas de emprender".

 

¿Te sentis identifcado? contame tu historia aqui

 

Queres entender porque emprender es como una montaña rusa? hace click aqui.